El peso del precio como criterio de adjudicación

Es un criterio principal, pero nunca el único para los contratos que nos atañen de prestación de los servicios públicos.

La Administración puede llegar a calcular los costes de un servicio con bastante detalle, por tanto esta en disposición de conocer cuánto cuesta el servicio y por qué. El criterio del precio permitirá ajustarlo al precio mercado. Además, el licitador podrá introducir mejoras con las que conseguirá ir más barato o proponer más recursos que mejoren su puntuación técnica. Con las herramientas para calcular los costes del servicio y para analizar la justificación económica que presenten los licitadores, lanzamos un expediente con mucha seguridad sobre el terreno que pisamos.

Entendemos que el peso relativo del precio en el conjunto de criterios de adjudicación no debe ser excesivamente alto. Primero, porque no queremos contratos que puedan tener problemas en su ejecución por estar mal dotados, por mucha razón que tenga la Administración para meter al contratista en vereda y exigir el cumplimiento. Y segundo porque ya sabemos que el precio de salida es más o menos el adecuado y que pocas partidas hay donde ahorrar… el personal tiene el mismo coste unitario para todos los licitadores dados los convenios colectivos de aplicación o la obligación de subrogar personal, en su caso, que es el capítulo más importante.

En la organización de los trabajadores sí puede haber ahorros (en la configuración de los turnos, por ejemplo) y en aquellas cuestiones que dependen de las inversiones en tecnología como los suministros o la maquinaria y los medios auxiliares. Los licitadores también podrán plantear menores porcentajes de gastos generales y de beneficio de explotación aunque estás partidas no deben excluirse… los gastos de estructura de las empresas existen y cualquier entidad mercantil pretende ganar dinero con su actividad para retribuir a la propiedad, por poco que sea.

En definitiva, para los servicios públicos municipales, en base a las razones expuestas, entendemos que ponderaciones del criterio precio por encima del 50% de la puntuación total pueden entorpecer la selección del mejor adjudicatario. Si tenemos información de que en el sector en particular hay nuevas propuestas innovadoras en el mercado la ponderación puede ser aun más baja (que pesen más los criterios técnicos que queremos fomentar) y situar el precio en un 30% de los puntos totales a obtener por parte de cada oferta.

Con nuestro números hechos y la evaluación de los conceptos en los que se pueden conseguir ahorros, se puede establecer también un límite en el precio ofertado por debajo del cuál entendemos que el servicio no se puede realizar con garantías. Tal posibilidad está recogida en el Artículo 152 del TRLCAP: “Si el precio ofertado es uno de los criterios objetivos que han de servir de base para la adjudicación, podrán indicarse en el pliego los límites que permitan apreciar, en su caso, que la proposición no puede ser cumplida como consecuencia de ofertas desproporcionadas o anormales”.

Pero ojo, porque esa limitación de no poder hacer más baja sin ser excluidos, lo que significa otorgar la máxima puntuación a quien llegue al límite, se puede interpretar como punto de partida del precio y que condicione el diseño del servicio. Esta cuestión, que tal límite es solo una prevención para evitar las ofertas desproporcionadas, quizás haya que aclararla en la redacción del pliego. O no poner límite y evaluar la coherencia de la justificación económica.

Este de la justificación económica es un criterio que no debe faltar. Hará mención a la relación valorada de todos los gastos, inversiones y amortizaciones, incluidas las mejoras, en su caso, que recoja la propuesta técnica del licitador. Y además cómo se pagaría el servicio, es decir, los precios unitarios que propone para cobrar por las prestaciones contratadas de resultar adjudicatario. Se debe evaluar la caridad en la exposición de los datos y el nivel de detalle. Ah y debe quedar establecido que una incoherencia entre el monto de la oferta económica y su justificación elimina la propuesta del procedimiento de  licitación.

About Pablo Zurita Espinosa

Pablo Zurita Espinosa, Director Técnico. Ex-Gerente del Consorcio de Bomberos de Tenerife, Ex-Directivo de empresas de gestión de servicios.

Commentarios cerrados.